Quantum Collage – „Lucid Dreaming“ (Ouie/Rough Trade)

Quantum Collage es la creación del alemán Olaf Gutbrod, cuya pasión por la música podemos identificar con bastante precisión. Comenzó a tocar la guitarra a los nueve años; un primer encuentro de devino el punto de partida de un largo viaje musical. Gutbrod viajó por África, India y el continente sudamericano. Como Ohm-G, en 2002 finalmente se instaló en Ibiza, donde rápidamente se hizo un nombre en la emergente escena chill-out. Sus canciones adornaban los legendarios recopilatorios de “Café del Mar” y “Hotel Costes”. Consiguió crear un sonido propio que le hizo inconfundible. Sin embargo, Gutbrod (alias Ohm-G alias Quantum Collage) ha estado siempre en busca de nuevos sonidos, inspiraciones y formas de composición. Su nuevo EP, “Lucid Dreaming”, es el mejor ejemplo de ello. Un trabajo que combina lo mejor de su universo sónico. Suena novedoso, sin embargo, encontramos pasajes que nos resultan familiares, inspiradores y apasionados. Un trabajo que busca, según sus propias palabras: “Seducir por igual a los amantes de la música, del baile y a los soñadores”.

Km5 Ibiza – „Volumen 17“ (Kontor)

El número en el título del álbum lo dice todo… Km5 lleva editando compilaciones desde hace 17 temporadas. Y este año el famoso restaurante-club de Ibiza mantiene su alto nivel en su lanzamiento discográfico. Esta nueva entrega la conforman dos CD’s con 12 temas en cada uno de ellos, seleccionados y mezclados por Sergi Ribas, DJ residente durante una década y media, y Josch Genske, fundador de Km5. El CD 1 te cautiva con grandes temas vocales y remixes de artistas como Eli Escobar o Yann Gordo, mientras que en el CD 2, pistas deep-tech como “Lost in a Moment” de Samuel Fach llevan a los oyentes hacia la pista de baile. Ribas asegura sobre la serie: “Queremos que el estilo de Km5 siga evolucionando…”, es por eso que en esta entrega también incluyen sonidos disco, funk y soul. La compilación se completa con el diseño de Fran Morán, cuyas flores, personajes y arreglos ópticos encarnan el espíritu típico de la isla, su cielo, su mar y su vegetación. ¿Lo más importante para Sergi Ribas? “¡Que la gente pueda disfrutar de estas maravillosas canciones en cualquier momento y en cualquier lugar!”.

Too Slow To Disco – „Vol. 3“ (How do you are?)

Este es el material del que están hechas las compilaciones de sabor clásico: una visión clara en términos de estilo, un artwork atractivo y definitorio y un autor que nunca se cansa de bucear entre discos para encontrar las mejores canciones. “Too Slow to Disco” es el mejor ejemplo de ello, e Ibiza Style puede afirmar de manera orgullosa que ha presentado cada uno de sus volúmenes en sus páginas. Las voces femeninas protagonizaron la última entrega de “Too Slow to Disco”. Ahora, en esta tercera parte, encontramos descargas easy soul, yacht pop y sonidos de la costa oeste, reunidos una vez más por DJ Supermarkt. Esta vez el cerebro de TSTD ha optado por incluir estilos más exóticos. Además de leyendas como Lee Ritenour y The Grateful Dead, encontramos gemas musicales a cargo de formaciones como Cornelius Bumpus Quartet, el dúo sueco de Stars`n Bars, o los británicos Vapor Trails y Billy Mernit.

Public Service Broadcasting – „Every Valley“ (Pias/Rough Trade)

La banda de Londres formada por J. Willgoose Esq., Wrigglesworth y J.F. Abraham, es algo así como ‘el grupo de trabajo inteligente’ de la música pop moderna. Escribir buenas canciones no es suficiente para el trío. Siempre hay algo que destaca en sus álbumes conceptuales: una referencia histórica que sirve de hilo argumental para su música. Recientemente, uno de sus discos, “The Race for Space”, lo dedicaron a la competencia espacial entre rusos y estadounidenses de finales de los años sesenta. Temas como la increíble “Go!” incluso contenían diálogos originales de la sala de control de la Nasa y la nave Apolo. Todo ello en medio de su vendaval synthpop post-moderno a medio camino entre Kraftwerk y Stereolab. Ahora, en “Every Valley”, la banda baja a la tierra. El tema de su nuevo disco gira en torno a la minería de carbón en Gales, su historia y su importancia actual. Con sus mágicas manos, los PSB transforman los códigos del pop en algo profundamente original, algo así como una mezcla de televisión educativa y “Top of the Pops”. Se trata de un disco groovy, inteligente y peculiar, en el mejor de los sentidos. Adjetivos a parte, hay una realidad inapelable: no hay nadie más como ellos. Y eso es algo que podemos decir de muy pocas bandas. Lo suyo es música pop para exploradores hambrientos de conocimiento.

Benjamin Biolay – „Volver“ (Barclay/Universal)

Esa arrogancia tan especial, la forma en que coloca sus cigarrillos en la comisura de los labios, el modo en que empuja su sombrero hacia atrás… Todos estos detalles hacen de este francés un artista único. No se parece a nadie. Gainsbourg fue también uno de esos… No hay duda de que la magia de Belmondo (el mítico actor francés de la Nouvelle Vague) todavía funciona y, a través de los años, la generación más joven ha impulsado al talentoso Benjamin Biolay a la primera fila de héroes franceses en lo que respecta a arte pop. Biolay edita nuevo álbum, “Volver”, tan sólo un año después de su predecesor: “Palermo Hollywood”. En este nuevo trabajo, el yerno de Catherine Deneuve, se muestra ecléctico y seguro de sí mismo. Y sigue re-definiendo la chanson a su manera. En este disco lo hace en forma de duetos, mayoritariamente femeninos, incluyendo a su ex esposa, Chiara Mastroianni. Entre los momentos más destacados del disco está la versión de “It was a very good year” de Frank Sinatra y el reggae “Pardonnez-Moi”. Definitivamente, no hay nada por lo que pedir disculpas… Todo lo contrario, Biolay es una de las súper estrellas francesas actuales y sigue edificando su carrera con una seguridad encomiable.

Auf meinem Plattenteller

Ingo Scheel – Ibiza Style Music Editor

N.W.A. – 100 Miles and runnin’

Este mes, los conciertos que he visto en el Festival de Roskilde han dejado huella en mi tocadiscos. Entre ellos el del gran Ice Cube. Gracias a él he vuelto a sacar de la estantería los discos de las leyendas de Compton: N.W.A.

Kevin Morby – I Have been to the Mountain

Tal y como reza el título de la canción, el bueno de Morby estuvo en lo más alto tiempo atrás. Pero después de escuchar esta canción en Roskilde durante las pruebas de sonido (casi exclusivamente para mí), estoy seguro de que lo seguirá estando, tanto ahora como en el futuro. Un mega hit subterráneo.

Foo Fighters – Run

Dave Grohl y su banda triunfaron antes más de 90.000 seguidores en el Orange Stage… No hay muchas bandas que puedan hacer eso tan fácilmente. Su nuevo single encaja a la perfección en su universo sonoro.

Idles – Well Done

El primer grupo que disfruté este año en Roskilde, un lugar amado que no he visitado en los últimos doce años. Excelente indie rock en algún lugar entre The Fall y Sleaford Mods.

The Hellacopters – Toys & Flavour

Aunque entraron en el cartel de Roskilde como reemplazos para Blink 182, fueron mucho más que unos meros sustitutos. Nikke y compañía resultaron convincentes en cada golpe de su exquisito y poderoso set.