Gorillaz – «Humanz» (Parlophone/Warner)

No hay un superviviente del Britpop tan inquieto como Damon Albarn. Mientras antiguos rivales como Liam Gallagher de Oasis se dedican a ver la vida pasar, el líder de Blur cambia de proyectos como otros cambian de guitarra. Además de sus trabajos en solitario, sus experimentos étnicos y el súper grupo The Good, Bad & the Queen, ahora vuelve con Gorillaz, su grupo virtual. Sus cuatro protagonistas se alejaron de los focos durante los últimos siete años. Pero ahora, 2D, Murdoc Niccals, Noodle y Russel Hobbs están de vuelta con un nuevo álbum y traen consigo un gran plantel de colaboradores entre los que figuran Noel Gallagher, Grace Jones, De La Soul y Mavis Staples, entre otros. Todo funciona gracias a las canciones, las cuales conforman un trabajo redondo. Un disco que alterna con habilidad el gospel post-moderno («Hallelujah Money»), el disco funk de «Strobelite» y «Submission», y el RnB de «She’s my Collar». La opulencia puede abrumar a algunos oyentes; sin embargo, es un álbum magnífico y moderno, inspirado, y con momentos arrebatadores para la pista de baile.

Feist – «Pleasure» (Polydor/Universal)

La reina indie de la pasada década vuelve por fin con un nuevo álbum. Hagamos memoria: con «Let it Die» (2004), la canadiense se ganó los corazones de sus oyentes. Y con «The Reminder» (2007) se convirtió en una especie de súper estrella alternativa. ¿Sus bazas? Composiciones inteligentes, estructuras imaginativas y grandes melodías. Todo ello entretejido en canciones como «1234» o «My Moon My Man». Su predecesor, «Metals» (2011) volvió a mostrar la calidad de su propuesta. Y este disco no se queda atrás. Lo notas con la escalofriante guitarra del tema que da título al álbum; «Get Not High, Get Not Low» remite al sonido country de Joni Mitchell, «Any Party» recuerda a Chrissie Hynde y sus The Pretenders, mientras que «Century», con Jarvis Cocker como estrella invitada, se presenta como un blues desafiante y poderoso. Al escucharla, sientes ganas de decirle que no tarde tanto tiempo en editar discos. Este «Pleasure» sigue respaldando la enorme calidad de Feist.

Coco Beach Ibiza – «Vol. 6» (Kontor Records/Edel)

Danielle Díaz lo ha vuelto a hacer. Después del éxito de la quinta edición de la compilación de Coco Beach, la cual contó con temas de Moby, Felix Jaehn y Robin Schulz; llega el «Vol.6» coincidiendo con el inicio de la temporada. Una vez más, Danielle Díaz y Kontor Records trabajan juntos, y una vez más encontramos grandes nombres en la selección como Jose Padilla y Milky Chance; además de estrellas como Major Lazer & DJ Snake o la mismísima Alicia Keys. Estos y más artistas repartidos en tres CDs que devienen la banda sonora perfecta para el verano en la Isla Blanca. Un recopilatorio que bascula entre el groove y el chill out, con momentos de relax y momentos para el baile. En resumen: una síntesis del estilo de vida Balearic. Un consejo para los que duden… El volumen de 2016 se agotó durante la temporada pasada, así que no tardes en hacerte con el de este año.

Carl Craig – «Versus» (Infine/Rough Trade)

La eminencia de Detroit ha vuelto a dar con la tecla correcta. Y lo ha hecho convirtiendo su sonido en algo completamente nuevo e inusual. En «Versus», Carl Craig lleva su propuesta a terrenos orquestales. Lo ha hecho tomando la inspiración de un concierto de 2008, en el que la Orquesta Sinfónica de París Les Siècles convertía algunas de las piezas techno del genio de Detroit en temas de música clásica. En «Versus» ha vuelto a trabajar con el pianista Franceso Tristano y con Moritz von Oswald, colaborador suyo desde hace tiempo y con el que ya editó «ReComposed». «Versus» es un experimento. Pero un experimento exitoso, donde el funk clásico se fusiona con los códigos de la música clásica. El resultado es un trabajo de múltiples capas, sorprendente a cada corte, que une el clasicismo techno con la majestuosidad de la música sinfónica y las bandas sonoras. Un crossover nada convencional pero que funciona de maravilla.

Slowdive  – „Slowdive“ (Dead Oceans)

Las principales bandas del género nunca se han tomado en serio los códigos de su sonido. Shoegazing. ¿En serio? ¿Tocar mientras te miras a los zapatos? ¿Eso es todo? De ningún modo. A principios de los años 90, bandas como Swervedriver utilizaron el grunge británico psicodélico para construir sus personales sonidos de guitarras. Una década antes, The Jesus & Mary Chain llevaron al límite sus directos con volúmenes atronadores, mientras que grupos como Ride y Slowdive se erigieron como la antítesis del Britpop que proponían Oasis y Blur. Todos tienen algo en común. Fueron etiquetados como ‘Shoegaze’. Y muchos de ellos además de seguir en activo continúan editando álbumes. Ahora, Slowdive, tras más de 22 años de ausencia, lanzan un nuevo disco homónimo. Y parece que no haya pasado el tiempo para ellos. De hecho, estos antiguos pioneros presentan nuevas canciones que siguen la estela de sus clásicos «Just For A Day» (1991), «Souvlaki» (1993) y «Pygmalion «(1995). Para despejar todas las dudas, nada mejor que escuchar su nuevo single, «Star Roving», con esa melodía bestial. Estamos ante un disco eufórico y adictivo, de esos que escuchas en bucle sin descanso. Este verano, los británicos están haciendo una gira europea. ¡No te los pierdas!

En mi tocadiscos

Ingo Scheel – Ibiza Style Music Editor

Beatles – «Yellow Submarine»

Los Fab Four son indestructibles. Un clásico stemporal, inspirado y sumamente divertido. ¡Adoro la edición en vinilo de color amarillo brillante!

Sex Pistols – «God Save Sex Pistols»

¿Algo nuevo de los Pistols para el ‘Record Store Day’? No realmente. El sonido es el mismo que el de «Never Mind the Bollocks», y en esta edición cambian una pista («Satellite») por «Bodies». Sin embargo, sigue siendo un disco mucho más grande que la suma de sus partes.

The The – «We can‘t stop what‘s coming»

Después de un montón de años, Matt Johnson ha publicado un nuevo single. El hombre que regaló joyas como «Uncertain Smile» no ha perdido la inspiración. Una gran canción refinada gracias a la guitarra de Johnny Marr.

Heinz Strunk – «Sanky Panky Boy»

«Nie mehr Brot vom Vortag» canta el genio de Hamburgo, exigiendo la dolce vita para todos. Y yo estoy feliz de estar de acuerdo. Hay pocos temas como este: entre el absurdo y la grandeza, con esa adictiva melodía de flauta travesera.

The Jam – «Live at the 100 Club 1977»

Si me dices Weller, yo digo «Yeah!». Una soberbia grabación en directo de estos héroes británicos. The Jam en pleno apogeo punk-rock.