Jamiroquai – «Automaton» (Virgin)

Alguien como Jay Kay no necesita presentación. Pero como ha estado desaparecido durante casi siete años, lo mejor es hacer un breve recordatorio de quién es. Jay lleva desde 1992 trabajando con éxito con su banda, Jamiroquai, ofreciendo una actualización post-moderna del sonido funk y soul. La banda produjo hits como «Cosmic Girl» y «Virtual Insanity», ganó un Grammy en 1998 e incluyó «Deeper Underground» en la banda sonora de «Godzilla». La afición de Jay Kay por cubrir su cabeza con sombreros extravagantes, su reputación como fiestero y su debilidad por los coches siempre han alimentado muchas leyendas. A final de la primera década de los 2000, parecía que su carrera tenía las horas contadas, y desde 2010 nadie había escuchado nada de Jamiroquai. Ahora por fin están de vuelta con «Automaton», y parece que conectan sin esfuerzo con los viejos tiempos. El sonido de la banda ha sido ligeramente modernizado, sus singles vienen ahora respaldados por un barniz electrónico, en algún lugar entre Daft Punk y Kraftwerk y, para colmo, incluso Jay ha rescatado su viejo tocado indio. Parece que ha vuelto como si nada hubiera pasado. Es cierto que en las entrevistas, el cantante no deja de enfatizar su catarsis en el camino de ser un hombre de familia responsable, pero cualquiera que escuche temas como «Something About You», «Cloud 9» o «Carla» podrá comprobar que este papá continúa siendo en realidad un niño travieso.

Karen Elson – «Double Roses» (1965)

Modelos que cantan. En ellas existe una fina línea entre la construcción superficial de la imagen y el talento real. Sin embargo, alguien como Karen Elson tiene poco tiempo para estas cuestiones de categorización. Su música suena original y apasionada, y muestra una gran confianza como compositora en su segundo disco, «Double Roses». Siete años han pasado desde su debut y su vida ha cambiado mucho. «The Ghost You Walk», aquella colección despreocupada de baladas de asesinato y folk bluesy, fue producida por su ex marido, Jack White. No tuvieron una separación fácil precisamente. En «Double Roses», además, colabora Pat Carney, el baterista de The Black Keys (cuyo cantante, Dan Auerbach, es conocido por ser enemigo íntimo del autor del famoso «Seven Nation Army»). Así que hay mucha tela que cortar en casa de Elson. ¿Será por eso que sale con el agua hasta el cuello en la portada? Desde luego no es por el  espíritu de su música, brillante y positiva; porque la belleza pelirroja se mueve con habilidad por los sonidos folk de los 60s, con recuerdos al pop de la Costa Oeste y al sonido propio de los artistas de Laurel Canyon. En resumen, el disco perfecto para el verano.

Goldfrapp – «Silver Eye» (Mute)

Como dice el refrán: El tiempo vuela. Puedes notar esa sensación cuando consideras el año de fundación de Goldfrapp. Alison Goldfrapp y su compañero, Will Gregory, llevan en activo casi dos décadas escribiendo su nombre en los anales del pop. Lo hicieron especialmente con «Felt Mountain», álbum que devino un clásico instantáneo en el año 2000. Un disco que mezclaba de forma hipnótica el sonido trip-hop con ecos de música cinematográfica y soul intimista. En álbumes posteriores expandieron su sonido y ahora regresan con «Silver Eye». En 2013 lanzaron «Tales Of Us», un trabajo en el que predominaban las guitarras acústicas y los instrumentos de cuerda. En el presente disco, en cambio, Goldfrapp vuelve a centrar su sonido en los teclados. A través de los años siempre han navegado entre estilos y sonidos, mostrándose cambiantes y permeables, aunque sus códigos se han mantenido reconocibles. Canciones como la estoica y bombástica «Anymore», «Beast That Never Was» con su bajo amenazante o el maravilloso «Become the One», remiten a lo mejor de los universos sónicos de Depeche Mode y Human League, Kraftwerk y Heaven 17, Björk, y por supuesto, la misma Alison Goldfrapp, que hace que el sonido de la banda siga siendo distintivo e irresistible.

Thundercat – «Drunk» (Brainfeeder)

Para alguien como Stephen Bruner, también conocido como Thundercat, aparentemente no había otro camino que el mundo de la música. Su padre era baterista de los Temptations y Diana Ross, y Bruner comenzó a tocar el bajo a la edad de cuatro años. Rápidamente se ganó una exquisita reputación como músico de sesión, tocando para artistas tan diversos como Snoop Dogg y Erykah Badou, además de entrar a formar parte en 2002 de la mítica banda de Hardcore Punk, Suicidal Tendencies. Su consolidación definitiva vino al colaborar en el gran «To Pimp a Butterfly» de Kendrick Lamar. Hoy en día, Thundercat (apodo con el que firma sus propios trabajos) se encuentra entre los nombres más grandes de la actualidad musical. Ahora, con su tercer álbum, «Drunk», este hombre amante de los trajes llamativos, trabaja en la actualización de casi todos los géneros de la música negra: soul y funk, hip-hop, R&B, jazz y blues; todos ellos condensados en un discurso repleto de nuevas ideas. Su sonido, directo y homogéneo, es una mezcla vivaz de  improvisación, grooves pesados y magníficos y enérgicos arreglos de bajo. El hecho de que Thundercat goce de una reputación de primera clase se puede ver por la lista de invitados que desfilan en este disco: Kendrick Lamar, Pharrell Williams, Wiz Khalifa y Kamasi Washington son algunos de los músicos que dejan sus tarjetas de visita en «Drunk».

Drake – «More Life» (Warner Music)

Para el lanzamiento de su nuevo álbum, Drake ha vuelto a hacer las cosas de manera emocionante. Adelantó algunas de las nuevas canciones en su programa de radio vía Apple Music, pero durante un tiempo no estuvo claro de qué iba «More Life», de hecho muchos creían que iba a ser una mixtape. Al final, se convirtió en todo un LP con un montón de estrellas invitadas como Young Thug, Chainz, Kanye West y muchos más. Un trabajo compuesto por 22 canciones, y que incluye el exquisito single «Fake Love». Pero la cantidad no debe confundirse con la calidad, y la prueba más fehaciente es que el disco ha alcanzado la cifra de 400 millones de oyentes en su formato digital. Las diferentes colaboraciones aportan a «More Life» un carácter volátil, en el mejor sentido, proporcionando diferentes estados de ánimo y ritmos durante todo el minutaje. Algunas recomendaciones: la nerviosa «Sacrifices» con 2 Chainz y Young Thug o el muy elegante «Get It Together» con Jorja Smith y Black Coffee. Un álbum lleno hasta el borde que ofrece descubrimientos sorprendentes incluso después de escucharlo una y otra vez.

En mi tocadiscos

Ingo Scheel – Ibiza Style Music Editor

Public Enemy – «Fight the Power»

Una voz importante, especialmente en tiempos de la era Trump y sus consecuencias. Chuck D. y sus hombres con un rap revolucionario de tintes clásicos.

Kevin Morby – «I Have been to the Mountain»

Recientemente me encontré con la canción en los créditos de la serie de Amazon, «Sneaky Pete». Desde entonces, la he escuchado unas 120 veces. Blues rápido y atmosférico, profundo y magníficamente arreglado.

The Jesus & Mary Chain – «Damage and Joy»

Los hermanos ‘que siempre se pelean’ y su banda de pop de ruido están de vuelta. Dicen haber arreglado las cosas entre ellos. Sea como sea, todavía son capaces de escribir éxitos. Un gran regreso.

The War on Drugs – «An Ocean in between the Waves»

Una canción que vuelvo a reproducir una y otra vez, y que no puedo dejar de ponerla hasta que la haya escuchado por lo menos tres veces. El nuevo Krautrock se encuentra con Dylan y Dire Straits. ¡Hipnótico!

Afghan Whigs – «Open Up»

Los grungers del alma, capitaneados por Greg Dulli, presentan su segundo álbum tras su vuelta a la actividad. Y están en plena forma. Un trabajo oscuro, con estilo y altamente melódico.