La Space Closing Fiesta de 2016 fue más grande, más fuerte y más importante que cualquier otra fiesta de clausura celebrada en Ibiza. No hace falta decir que el Closing de Space es siempre un acontecimiento especial, pero el hecho de que esta fuera la última fiesta de la historia en el club, antes de que su rival, Ushuaïa, tome el control del local el próximo Enero, elevó el ambiente del festival y lo convirtió en algo salvaje y emocionante.

“Nunca ha habido una closing party en la isla como esta”, aseguran los Mambo Brothers después de su actuación al atardecer en la Sunset Terrace. “Lo que estamos viendo es el cierre de un lugar muy importante. Pero no cierra sólo para el invierno, como estábamos acostumbrados, cierra para siempre. En los próximos años, hablaremos a otras generaciones sobre este club tan extraordinario llamado Space, y lo que significaba para la gente. Y aquí estamos el último día de su historia: viviéndolo. Es una locura”.

De hecho, el Closing de Space fue el tipo de evento histórico que una cámara de vídeo simplemente no puede capturar. Al entrar en el lugar a las nueve de la noche vimos a gente llorando, a ravers abrazándose… Todo esto suena un poco cursi si no estuviste allí, pero los asistentes estaban visiblemente afectados por la magnitud de la situación, y les hacía sentir tan especiales como tristes.

“Comencé a pinchar en Space en 1999”, dice el histórico residente Jason Bye antes de su actuación back to back con Andy Baxter. “He pinchado más o menos cada domingo desde entonces, incluyendo las 15 o 16 fiestas de clausura, pero lo de hoy es algo totalmente diferente”.

Como la mayoría de los aproximadamente 100 DJs del line up, Jason impregnó su set de house con temas clásicos, incluyendo el ‘Tub’ de Grant Phabao, un favorito del público en el año 1999. En el exterior, en el Flight Stage, Darius Syrossian ponía ‘Café del Mar’ de Energy 52, mientras que Josh Wink optó por pinchar una antología remozada de su propio catálogo, incluyendo su himno ‘Higher State Of Consciousness’. Todo lo cual añadió una dosis suplementaria de surrealismo a un evento ya de por si nostálgico.

Space-Closing_Ibiza-Style_001

“Creo que hay una sensación de surrealismo esta noche porque estamos lidiando con 27 años de historia”, dice el legendario promotor de Ibiza Danny Whittle. “Tienes a tres generaciones de personas de todo el planeta disfrutando juntos de la fiesta y rindiendo homenaje a uno de los mejores clubs nocturnos del mundo. Es un ejemplo del poder de la música house. Todo parece un poco surrealista, pero es probable que la situación sea la normal, ya que este lugar ha cambiado la vida de muchas personas”.

El futuro de Space puede haber dominado las columnas de rumores este verano, pero el día de su cierre muy poco o nada se dijo sobre ‘lo que pasará después’. Desde los DJ’s hasta el público, todo el mundo estaba simplemente saboreando el último baile, disfrutando el legado que Pepe Roselló, propietario de Space, ha creado.

“Ahora mismo estamos en el área VIP y todo el mundo aquí es de San Antonio”, recalcan los Mambo Brothers. “Estamos de fiesta con nuestras vecinos, los trabajadores del supermercado local, los empleados que trabajan en la Marina, los trabajadores del mercado de frutas… Es algo muy familiar, aquí casi todo somos personas que Pepe ve en su día a día. Estas son las mejores mesas de todo el club, con vistas geniales al escenario al aire libre, pero Pepe no ha pensado en el dinero, él ha pensado en sus amigos. Pepe es un hombre con clase y una persona de esta isla. Él ha hecho más por la escena dance más que cualquier otro aquí y ha creado uno de los mejores clubs en el mundo, si no el mejor. Y una cosa esta clara, no habrá un sentimiento tan potente como este en Ibiza hasta dentro de mucho tiempo”.

 

https://www.facebook.com/IbizaStyle.EN/videos/1122119694503580/