El colorido esplendoroso y la opulencia marcan claramente la moda este invierno. El protagonismo corre a cargo de materiales exuberantes como tules, encajes y plumas, pelo y seda y llamativas joyas. Los vestidos y las faldas de tul, tafetán y seda para talles de avispa se combinan con blazers y pequeñas chaquetillas cortas. Corsés al estilo strip-tease de Dita von Teese en el desfile de Gaultier. En la finca de Belinda en San Carlos escenificamos aquello que fue tan lujosamente celebrado por un público más que selecto en los desfiles de alta costura parisienses: feminidad con un toque de humor. Lo romántico se da la mano con el «rock-chic». «Couture a la Ibiza» es una mezcla de sueño delirante y fantasía desenfrenada con inclinación al hedonismo. En resumen: Ibizarre Couture