Si no lo supieras, casi ni lo creerías. Por la tarde Thomas Anders debería ir camino de Moscú. Su misión: un importante espectáculo de televisión con más de 20 millones de espectadores, además de un concierto con cerca de 5000 asistentes. Unas horas antes el cantante charlaba como si esa tarde no fuera más que un anuncio de compras y una reunión para tomar café con los amigos en el programa. Quizás sea la rutina, o incluso la experiencia de tantas actuaciones en la capital rusa donde la gente reconoce a Anders por la calle y le piden su autógrafo o le preguntan si pueden hacerse una foto con él, algo que hace sentirse bien al cantante.

IBIZASTYLE_THOMASANDERS-003Y por último pero no menos importante, los años al lado de Dieter Bohlen, cuando ambos hicieron historia en el pop alemán con su dúo Modern Talking. Y mientras que algunos éxitos como “You´re My Heart, You´re My Soul” y “TV Makes the Superstar” aún están presentes en nuestra memoria, los antiguos compañeros ya conquistaron un nuevo territorio en la última década. Mientras que Bohlen ha presidido la mesa de “Deutschland sucht den Superstar” (“Alemania tiene talento”) tratando de hacer progresos contra el final de una era de castings, Thomas Anders ha conseguido una verdadera carrera en solitario que sigue despegando. Conciertos por todo el mundo, galas, programas de radio, días para admiradores – sólo con echar un vistazo a su agenda sentimos vértigo. Estas menciones arrancan una sonrisa a este cantante de Mörzer. Un hombre relajado. Y hay una razón para esto: su segundo hogar en la isla de Ibiza. Y es ahí donde el affair no arrancó con buen pie.

Un verano allá por los 80, Anders aterrizó en Ibiza por primera vez. “Llovía. No era como yo esperaba. Algunos de los presentes ya estaban entrados en años, yo no pegaba mucho con ellos”, nos cuenta, mirando sus pies a la vez que respira. “Hoy en día, por supuesto, lo veo desde una perspectiva diferente. No porque los demás fueran demasiado mayores, solo que yo era muy joven.” Igual que ver a un veinteañero en el precioso Hotel Na Xamena – no pegaba en ese momento. Una década y media después, digamos que 1999, la historia dio un giro. Anders y su mujer fueron invitados a quedarse en casa de un amigo. De repente, en Ibiza las cosas encajaron. Ambos viajaban por separado más de cinco veces al año. “¡Estábamos completamente enamorados!”, dice el cantante.

Y fue un encaprichamiento que trajo repercusiones: es un pequeño paso el pasar de hacer varios viajes a la idea de comprar una casa. Esa naturaleza chill-out de la isla, la vida diaria sin preocupaciones – conoces a gente que te lo pone fácil. Lo importante para un futuro aquí debe tener fundamento. Sin embargo, la búsqueda de una casa continuaba. “Hoy ya sé cómo funcionan aquí las cosas”, dice Thomas Anders. En ese momento “me sentía como en un universo paralelo”. Casas sin electricidad o calefacción. Otras con problemas en el cableado y con goteras. Y para colmo: vendedores poco fiables. Hasta tres años pasaron hasta que la encontramos. Hacia el 2002, la familia había crecido: el clan tenía un hijo. La idea de una nueva casa casi había desaparecido cuando las cosas de repente dieron un paso adelante. “Estábamos sentados desayunando, leyendo el periódico. Un anuncio nos llamó la atención. Casa de campo de estilo francés en Can Rimbau”, cuenta Anders. Tras esto, todo empezó a tomar velocidad. Fueron a verla y les gustó. Sus presentimientos no les defraudaron. Hasta la fecha los Anders siguen aún viviendo en esta casa. Y aún les gusta. Al principio, los tres pasaban casi cuatro meses al año en la isla, hoy en día, una media de seis semanas.

IBIZASTYLE_THOMASANDERS-002Se acostumbró a esto hace mucho tiempo. Adora las cosas buenas de la isla y acepta aquéllas que quizás no sean tan buenas o incluso, hábitos no tan comunes en sociedad. Thomas Anders no se pierde ningún evento. En Alemania, la casa del artista se encuentra en la localidad de Koblenz. Y en Ibiza, las cosas también son más tranquilas. Un café con su amiga la cantante Sandra. A veces ve a Ralph Morgenstern, además de a Gaby Köster. Bastante a menudo. “Siempre necesito algo de distancia”. Anders ve las cosas claras. “Me gusta la auto-suficiencia”. Su credo para su segunda residencia bajo los soleados cielos de Ibiza no ha cambiado en diez años: “Disfruta de la isla”. Misión cumplida.

Thomas Anderson acerca de sus restaurants favoritos:

Desayuno:

BOX 7 Marina Botafoch
Un desayuno a tu gusto. Siempre fresco, siempre delicioso.

OCEAN DRIVE Marina Botafoch
Un pequeño buffet, pero tiene todo lo que necesitas para desayunar.

Comida:

SA PUNTA Bahía de Talamanca
Un pequeño pero agradable bar de playa bajo los pinos.

JIMMY’S Coco Beach / Playa d’en Bossa
Se ha establecido como uno de los mejores restaurantes de la isla en los últimos años. Una playa ideal para familias.

Cena:

CASA COLONIAL en Sta. Eulalia
Lleva sirviendo comida asiática y francesa durante los últimos años.
Se encuentra en una romántica casa de campo. Magníficos cócteles.

Marina Ibiza CALMA
Detrás de Lío, justo en el muelle del puerto.
Cocina española, buen servicio e increíbles vistas a Dalt Vila.

TRE AMICI, MARC’S, ASQUA: todo en Jesús (¡mi barrio!)
Tre amici – comida italiana de alta calidad
Marc’s – comida internacional en un entorno chill-out
Asqua – tapas con un toque moderno

For privacy reasons YouTube needs your permission to be loaded.
I Accept
For privacy reasons YouTube needs your permission to be loaded.
I Accept

Related Posts

  • Published On: agosto 3rd, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: julio 26th, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: julio 20th, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: julio 9th, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: junio 23rd, 2022|Categories: Gente|