El 2019 es un año de cambios, y a medida que Ibiza da la bienvenida a las nuevas incorporaciones a la isla, no puede haber ningún lugar más merecedor del galardón de oro entre los residentes y visitantes de la tranquila ciudad de Santa Eulalia que el más que aclamado Chiringuito Blue, que abrió de manera discreta, pero marcando diferencia entre el resto, en el verano de 2018.

Tras haber asumido un espacio un tanto icónico en el paseo marítimo de la ciudad, Chiringuito Blue se convirtió rápidamente en un lugar de visita «obligada» para cualquiera de los visitantes más exigentes de Ibiza.

La arquitectura y el evidente amor y atención que se ha empleado en la decoración del lugar, sólo se puede describir como una combinación sublime de lujo vanguardista, con, por supuesto, un toque lujoso de estilo ibicenco. Se trata de un escenario más que acogedor, aunque el único problema que tiene Chiringuito Blue es que una vez que llegas ¡no querrás irte nunca!

Pero hay una cosa que quizás no todos sepan sobre este lugar tan divino, y es el hecho de que, aunque el interior pueda ser íntimo e invitar a encuentros románticos o almuerzos apacibles con amigos, el restaurante es de hecho un lugar ideal para familias con niños de todas las edades.

Cuenta con un club para niños abierto todos los días en temporada alta (y los fines de semana en temporada baja), con cuidadores profesionales que estarán encantados de entretener a los más pequeños con manualidades, pintacaras, haciendo joyas y mucho más. Los más mayores podrán disfrutar de la gran extensión de playa que se encuentra justo enfrente del restaurante, y podrán correr libremente, entrando y saliendo del agua, mientras sus padres disfrutan de un relajante almuerzo o cena, con la seguridad de que sus hijos estarán entretenidos y a la vista, y, seguramente, cualquier padre entenderá la importancia de esto, ya esté viviendo en Ibiza o de vacaciones. Estamos ante un lugar verdaderamente agradable para ir con hijos y a la vez, dejarse mimar y tener algo de tiempo “para uno mismo”.

Es evidente que Chiringuito Blue se ha ganado una reputación bien merecida por servir excelentes comidas y bebidas, y sería un crimen no mencionar la calidad de su propia versión del Bloody Mary, su propio ‘Bloody Mikaela’, que simplemente hay que probarlo para creerlo (¡cuidado que pueden ser adictivos!). También ofrecen un menú para niños que va más allá de las opciones habituales que se ven en muchos otros lugares.

Los niños podrán elegir entre una amplia selección de platos saludables e innovadores, muy lejos de los nuggets de pollo o la pizza estándar. En su lugar, podrán comer arroz basmati con zanahorias y calabacín, o palomitas de coliflor. Por supuesto, también cuentan con algunos clásicos, ya que aquellos con niños sabrán que algunos no son tan aventureros como otros, por lo que también se ofrecen palitos de pescado (hechos en casa), pasta fresca con salsa de tomate y hamburguesas.  Aquí, incluso el comensal más inquieto, encontrará algo para llenar su estómago después de un maravilloso día jugando en la playa.

Así pues, si visitas Santa Eulalia este verano y tiene jóvenes en la tribu, ve directamente a Chiringuito Blue, un lugar que les brinda a los adultos la oportunidad de disfrutar del ambiente ibicenco mientras los niños están bien cuidados. Una combinación ganadora para toda la familia.

Chiringuito Blue

Paseo Maritimo 15
07840 Santa Eularia des Riu
+34 971 331 331