Pepe Roselló (Sant Antoni, 1936), precursor de la escena nocturna de Ibiza y dueño del mítico club Space, no se doblega a la tiranía de la edad y vuelve, con más ganas que nunca, con su nuevo restaurante, Space Eat & Dance, con una propuesta gastronómico-cultural frente a la mejor y más emblemática puesta de sol a ritmo de lírica. Hemos pasado un buen rato conversando con él sobre su nuevo proyecto y, por supuesto, de Ibiza.

Hablemos de su nuevo proyecto Space Eat & Dance. Pepe, ¿le hace ilusión volver a abrir un local en San Antonio?
Muchísima. Me ha creado una nueva visión de mí mismo, no puedo quedarme parado. Este nuevo proyecto es una oportunidad mágica de instalarnos en un lugar idílico que es la puesta de sol de San Antonio. El pasado y el presente se dan la mano en este escenario frecuentado por personajes y gente que forma parte de la Ibiza que soñamos. Nace un poco tardío respecto al cierre de Space. Presenté un  gran proyecto de un hotel de 4 estrellas pero el ayuntamiento de Sant Antoni me lo denegó, aún no comprendemos por qué. Yo creo que estamos todos en una barca sin timón, que camina sin norte. Cada ayuntamiento tira por su lado, el Consell Insular tampoco pone orden entre los ayuntamientos. Es un caos.
 
¿Qué oferta gastronómica ofrece Space Eat & Dance?
Se basa en tres conceptos fundamentales: tradición, modernidad y arte y sabor. Enlaza los sabores de las abuelas traducidos a la modernidad. Es una combinación de colores y sabores que te acercan a la luz y al mar. Según nuestro chef, José Miguel González, que ha trabajado en los mejores restaurantes de la isla, (de hecho empezó su carrera en uno mio: s’Olivar), es cocina mediterránea española con mucha influencia francesa y, como no, ibicenca, con pinceladas asiáticas. Un estilo propio que ha ido adquiriendo en toda su trayectoria (sa Capella, Clodenis, Amalur, Bacus, Otto Capuccini, sa Soca). ¡Una maravilla!. Está pensado primero para los residentes y, como no, a los nostálgicos del Space. Organizamos fiestecitas en la puesta de sol con música lírica universal, arias que brillan como estrellas en la luz del ocaso. Tenemos una terraza, un bar de coctelería con la reproducción de la antigua cabina del Space, donde todo el que firmó el día del cierre del club hace seis años puede encontrar su rúbrica.

¿En este proyecto también está involucrado su amigo Carl Cox?
Artísticamente, emocionalmente y, probablemente, físicamente. Me acompaña desde hace más de 20 años.. Es un niño grande que vive las 24 horas con la música. Su conexión con el público es total y absoluta. No existe en la historia un dj que haya trabajado durante 15 años siempre en la misma discoteca y Carl es una persona agradecida también. Está en nuestras raíces. Es mágico.

¿Cómo ve la escena del ocio en estos momentos?
Yo veo a las chicas vestidas desde por la mañana vestidas de fiesta y es lo que hacen durante todo el día. Se alteran los ritmos. El covid ha sido un tiempo desaprovechado por la clase política, se ha perdido una oportunidad de oro. La pandemia ha ofrecido la plataforma para solucionar el 80% de los problemas. Cambiando las ordenanzas, poniendo aforos, que cada actividad estuviera vinculada con las licencias adecuadas y no con figuras semi oscuras que están produciendo un corporativismo empresarial orientado a los hoteles; el resto no contamos. Se ha vuelto a retroceder a la situación anterior, pero ahora con un estrés añadido. El aeropuerto, el tráfico, los cruceros que desembarcan 4.000 personas sin medios de transporte, el agua… ¿Qué clase de lujo es este? El lujo es cuando el turista disfruta y el medio ambiente lo puede absorber.

Space es recordado por todos como el club más emblemático y más divertido de cuantos ha habido en la isla. ¿Cuál cree que era el elemento diferenciador?
Space ha pasado a la historia como el club más reconocido y galardonado de la historia. Este es un premio para Ibiza, para los ibicencos…La música nos hace a todos iguales y libres. En el Alexandra Palace de Londres se celebró un evento en 2001 en el que nos dieron el premio al mejor club del mundo. En mi discurso quise compartirlo con todos mis colegas. ¡Qué gran error! Luego entre nosotros existía un odio a muerte, peleándonos cada día por todo. Esta deslealtad la hemos pagado muy cara todos. Han destruido la noche con fiestas diurnas, a costa del desacuerdo y de la falta de unión, es una verdadera calamidad. No hace falta decir nombres. Hay un statu quo que ha establecido unas reglas de juego.

¿Qué momentos guarda con especial cariño y que cambiaría?
Borraría los momentos difíciles y tristes cuando ha pasado un accidente, que los ha habido, aunque fuimos la primera discoteca con servicio de enfermería. Hemos hecho las cosas lo mejor que hemos sabido. Aprovecho para disculparme por si he molestado a los vecinos, porque también hubo una época en la que se trabajaba al aire libre, hasta que la administración nos mandó cerrar todos los establecimientos. Y ahora pasa lo que pasa: fiesta todo el día.
Tengo muchos buenos recuerdos. El día del cierre el público y yo lloramos juntos. Me sentía como si yo fuera el dueño de un gran teatro.

¿Qué opina de los cachés de los DJs hoy en día?
La mayor parte de ellos están donde están no por su calidad artística, sino por la promoción que se hace de ellos. Hay una dispersión y una confusión total. Avicii cobraba con nosotros 2.500 €. Al año siguiente Usuahia se lo llevó y la cifra era de cuatro ceros. Los artistas ibicencos no tienen cabida porque no están promocionados por las marcas extranjeras, que son las que mueven todo. Es únicamente business. Los planes de ordenación del territorio evitan que haya grandes concentraciones de gente, ¿pero sí se pueden meter 10.000 personas y funcionar cada día?, ¿cómo se entiende esto?.

Vamos a hablar de su pueblo, ¿cree que este cambio de modelo turístico sería bueno para San Antonio?
No ha habido una respuesta clara. Hace poco han llegado 3 millones y pico de euros, pero se necesitan proyectos. San Antonio necesita que coincidan los partidos políticos que no pueden estar de espaldas al West, es parte del pueblo.

¿Cuál es su lugar preferido de la isla?
Es una playa, cala Salada.

Space Eat & Dance

Calle General Balançat 23

07820 Sant Antoni de Portmany

+34 871 112 779

https://www.spaceibiza.com/en/restaurant

Related Posts

  • Published On: octubre 22nd, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: octubre 19th, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: octubre 10th, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: octubre 5th, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: agosto 25th, 2022|Categories: Gente|