La singular historia de la vida de Ulises Braun comienza un 18 de junio de 1959 en la provincia argentina de Misiones, donde nació en el seno de un matrimonio suizo y asistió a un internado. Cuando Ulises tenía doce años, la familia Braun volvió a Suiza, donde a principios de la década de los 80 se haría un nombre como promotor de eventos en la escena de clubs de Zúrich.

Con apenas 20 años, viajó a Nueva York, donde el icónico y vanguardista Studio 54 encarnaría para siempre el espíritu libre. Braun cuenta: “Hice horas de cola durante tres días, cambiando mi vestimenta, que cada noche eran más llamativa y escasa, con zapatos de plataforma y todo el maquillaje que se me ocurrió, hasta que el portero, molesto, me hizo señas para que entrara la tercera noche. Pasé corriendo por delante de él, me planté en el club y lo supe de inmediato: Esto es lo que quiero hacer siempre”.

Entretanto, es el verano de 2022, y Ulises Braun ha sido el “Concierge de la Bohème Internationale” ibicenca durante más de cuarenta años. Un trabajo que nunca solicitó, sino que creó él mismo. Prácticamente se le apareció. Dos años y medio después de que la pandemia confinara a la sociedad mundial y en particular a la gastronomía, vuelve por fin a la vida. Y vuelve también el mundialmente famoso Hotel W, con sus originales eventos, el chiringuito Blue, el restaurante de cocina a la brasa “La Llama” y el Below Club, un homenaje a Studio 54, la inspiración vital de Ulises.

Entusiasmado nos cuenta: “El Below Club está debajo del Hotel W. Es un pequeño club privado con capacidad para un centenar de personas y equipado con un sistema de luz y sonido de última generación. El interior y el diseño están inspirados en Studio 54, y los asientos de cuero que llegan hasta el techo no son sólo un elemento estético, sino que contribuyen a un aislamiento acústico del 100%. Así, que lo que pasa en Below se queda en Below. Todo puede pasar, todo pasará”, dice el bernés con los ojos brillantes.

E insiste: “El concepto es, básicamente, ‘Behind Closed Doors – At W Hotel Ibiza’. La entrada no cuesta nada, pero nosotros decidimos quién entra. No queremos una segunda Playa d’en Bossa ya que nuestros eventos tienen estilo, son sofisticados”. A primera vista, esta experiencia de clubbing parece muy cara y no apta para todos. El atareado promotor, que tiene los números de teléfono de Johnny Depp, Kate Moss y Justin Timberlake, se desentiende: “Aquí todo el mundo es bienvenido, excepto los caóticos y los racistas. Somos como Ibiza: lleva lo que quieras, pero con estilo. Cosmopolita, eso sí”.

Para este pionero del clubbing, la cultura de la música house, que se originó en Chicago y Detroit, es “un estilo de vida, una forma de vida”. Él ya lo sabe, después de todo, abrió su propio bar en el Club Amnesia en los años 80, donde el Padrino del Balearic, DJ Alfredo, tenía su residencia y capturó el alma de la isla en su incomparable sonido. Ulises se hizo entonces copropietario del Rock Bar en el paseo marítimo de la ciudad de Ibiza y desde 1989 dirigió durante años el famoso bar `Ibiza Reunion`, justo al lado. Por allí pasaban Sven Väth, Jade Jagger o Campino de los Toten Hosen. También contaban con un muro de la fama en que ocupaba las paredes del pub.

Hace unos años, Ulises, socio de Uta Reineke, directora de una conocida empresa de gestión inmobiliaria, dejó de organizar fiestas, y se dio un merecido retiro por motivos familiares. ¿Pero el objetivo no era seguir así por siempre?

“Así es. Pero Tina Turner también dejó de dar conciertos dos veces. Así que por lo menos puedo volver. La la dirección del Hotel W me preguntó si quería hacer mis eventos de Ibiza Reunion cinco veces por temporada. Me gustó la idea, y sobre todo en este club que se inspira en mi gran amor, Studio 54, así que tuve claro que lo haría. Siempre en sábado”.

Estuvimos en la inauguración del club, el estreno de Ibiza Reunion el 6 de mayo de 2022, y el evento cumplió con lo que Ulises había prometido. Estaba presente en el ambiente ese espíritu libre que él encarna. Y también recordaba a Studio 54. Se notaba que había absorbido ese estilo de vida de arriba a abajo y que nunca lo había abandonado. Había amazonas al estilo de Grace Jones e iconos isleños con aspecto de extraterrestres bailando con las celebridades: se respiraba en el aire un aroma bohemio. Además, Jo Mills y algunos héroes locales bombeaban house clásico a través de los altavoces.

“Para mí es importante que, cuando hago algo, haya gente que entienda el ambiente y que también encaje espiritualmente. Tiene que ser 100% ibicenco, y también los DJs. Hay muchos buenos que no entran regularmente en los programas de los clubs de la isla. Por eso en mis eventos, además de DJs conocidos de todo el mundo, encuentras artistas locales a los platos”.

El ambiente también te invita a dejarte llevar. Ese espíritu pacífico y a la vez desfasado de los años 70 y 80, donde el movimiento mundial del rock psicodélico se reunía entre San Carlos y Es Canar, forma parte del ambiente.

“Queremos organizar eventos, no fiestas. La zona está muy de moda, pero no para hacer fiestas, sino para vivir experiencias únicas y relajadas. En Santa Eularia está surgiendo una nueva cultura de club en general, algo pequeño pero agradable. Viene a visitarme gente de Ibiza ciudad que hace años que no venía por aquí y está encantada, gente que ha vivido en la isla desde siempre. También para ellos, es completamente nuevo, porque les recuerda a los viejos tiempos. Y este espíritu original de Ibiza es para mí comparable a un patrimonio mundial”.

La principal atracción de la terraza del Hotel W, en el restaurante La Llama, es la cocina abierta con brasas de hasta un metro de altura. Ulises nos cuenta: “Es una parte importante de nuestra Nueva Experiencia de Eventos, una experiencia gastronómica de primera clase en la acogedora terraza de verano, con vistas al mar y a la piscina de W. Además, la cocina sirve de entrada trasera al club, que le da un toque de “película de gángsters”, sonríe el hombre que, según se dice, conoce a todo el mundo. ¿Todo el mundo tiene mesa allí también?

“Todo el mundo es bienvenido. Incluso los que no son huéspedes del hotel. Se puede disfrutar de carne de alta calidad procedente de Chile, Japón, Estados Unidos, Argentina y España, para los gourmets a los que les gusta comer bien. También hay delicias vegetarianas. El precio medio es de 150 euros por cabeza”.

Pero también es importante tener en cuenta que, tras pasar por el club, el viaje termina. “Con nosotros no hay cultura after-hours, no queremos eso”.

Ríe el “Concierge de la Bohème Internationale” y nos pide otra copa de rosado bien frío. Así que, ¡un brindis por la temporada!

Below Club

Carrer Ricardo Curtoys Gotarredona 37

07840 Santa Eulària des Riu

+34 871 556 886

www.belowibiza.com

Related Posts

  • Published On: octubre 19th, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: octubre 10th, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: octubre 5th, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: octubre 5th, 2022|Categories: Gente|
  • Published On: agosto 25th, 2022|Categories: Gente|