El empresario, hotelero y pionero inmobiliario Hank Freid ha hecho carrera de crear únicos e inspiradores hoteles en zonas de Nueva York que no eran muy recomendables, y al hacerlo, los barrios se transformaron en destinos más atractivos e inminentes dentro de la ciudad.

Hank también ha disfrutado de una vida de viajes, pasando los veranos en St Tropez, Cerdeña y en la costa de Amalfi, y ahora, más recientemente, su corazón ha sido cautivado, al igual que muchos antes que él, por la magia de Ibiza, una isla que es similar a la animada escena de hace 10 o 12 años en Miami que hacía que fuera un destino tan próspero. Después de haber pasado algún tiempo en Santorini y Mykonos a principios de temporada, donde muchas personas le dijeron que “son lugares donde hay que ir”, Hank nos dice que para él, a pesar de la belleza de Grecia, no tiene comparación con el ambiente inimitable de la Isla Blanca, donde siente más conexión con el espíritu balear.

Viene aquí para disfrutar de la fiesta, las playas y también, en el último año ha estado buscando propiedades para darle su propio toque especial, para crear su propia sede aquí en la isla.

Basándose en el Ibiza Gran, donde se ha alojado durante años (uno de los pocos hoteles de cinco estrellas que hay y que es claramente una cantidad pequeña de establecimientos de esta calidad en una isla donde cada vez más personas buscan opciones de alojamiento excelentes y lujosas), Hank se ha inspirado para buscar las propiedades perfectas. Todo depende de encontrar ese lugar óptimo para propiedades inmobiliarias, y sólo él sabrá cuándo ha encontrado el sitio correcto, y será capaz de comenzar a hacer realidad su sueño de crear un lugar de excelencia, como su conocido y elegante hotel, The Sanctuary, en el corazón de la ciudad de Nueva York.

Tras buscar por toda la isla, ha puesto los ojos en lugares como Marina Botafoch y San Antonio, entre otros, y algunos pueden pensar que ésta última es una elección extraña, sin embargo, dice que junto a un hotel de 5 estrellas también puede visionar el crear un tipo de Hostal Boutique, un lugar donde los mochileros jóvenes puedan permanecer en un alojamiento compartido asequible y con buen servicio, permitiendo a aquellos que no pueden pagar los altos precios de los superclubs y restaurantes caros, reunirse y experimentar la belleza de Ibiza.

Para concluir, la razón por la que Hank está tan decidido a encontrar las propiedades perfectas aquí en Ibiza es porque siente que vuelve a casa cuando llega aquí, y que más y más personas están evitando las multitudes y las grandes cantidades de dinero y glamour de St Tropez para venir y descubrir todo lo que Ibiza tiene para ofrecer.

Esperamos con altas expectativas para ver qué empresas innovadoras y, sin duda, elegantes, traerá Hank a nuestras costas en el futuro.

Hank-Freid_Ibiza-Style-001