A Jean Claude Ades, responsable de Be Crazy, es posible verle pinchar frente a una audiencia underground o hacer lo propio en eventos repletos de celebridades. Su amplio lenguaje a los platos le permite cohabitar diferentes entornos. Este invierno ha desplegado su sonido deep tech en el Wall de Miami, y también ha actuado en las Fashion Week de París y Milan o el film festival de Cannes  seduciendo a la jet-set con sus beats electrónicos.

jca-ibiza-style-002

«Tenemos muchos seguidores que nos conocen de Ibiza», explica Jean Claude. «Muchos vuelan de un evento a otro y vemos muchas caras familiares por nuestras fiestas de todo el mundo. La gente está muy enganchada a los sonidos deep tech house».

Cada vez se hace más patente que los asistentes a los festivales de todo el mundo prefieren sonidos techno antes que EDM, pero esta tendencia también se refleja en las pistas de baile más exclusivas. «Ha habido una gran transformación en los últimos años», asegura Jean Claude. «En el centro de Londres, por ejemplo, cada vez hay más público que demanda sonidos deep. Clubs como el Charlie Berkeley Street, Cuckoo, Beat o Tape están programando a destacados DJs de house. Antes era raro escuchar este tipo de música en lugares como Mayfair, lo normal era encontrarla en The Egg, Ministry Of Sound o en Fabric, en el East London. Pero la cosa ha cambiado».

Durante la temporada de invierno Jean Claude también llevó su fiesta Be Crazy a South Beach, en Miami. «Actué durante la Art Basel Week, hicimos una fiesta en Año Nuevo y pinché durante la Winter Music Conference en Wall», enumera Jean Claude. «El próximo invierno Be Crazy Miami será mensual. Y Wall está creciendo, el club tendrá una pista de baile más grande y mayor aforo».

Ahora, de vuelta a Ibiza, Jean Claude está preparado para comenzar en Lío. «Es un lugar espectacular», asegura con una sonrisa. «Ves un público diferente al resto de eventos en la isla: gente guapísimo y todo el mundo súper bien vestido. Lo mejor es que todos encajan con el concepto Be Crazy, desde los hipsters hasta los chicos que vienen en yate. Es una mezcla vibrante de energías y, lo más importante, todo el mundo viene para divertirse y escuchar buena música».

Jean Claude y Be Crazy llevan construyendo su reputación desde 2012, erigiéndose como la fiesta perfecta tras degustar cocina de alta gama con impresionantes vistas a Dalt Vila.

«No me considero un DJ de festivales», concluye. «Me encanta pinchar en clubs pequeños e íntimos como Lío o espacios al aire libre como Blue Marlin Ibiza o Beachouse. Cuando la cabina está llena de gente a mi alrededor, es cuando siento que estoy dentro de la fiesta… Y esa sensación es la que me vuelve loco».

jca-ibiza-style-001