Hilvana ideas y pensamientos con una facilidad, profundidad y elocuencia pasmosas. Desde su despacho decorado con frases motivadoras, obras de arte y las fotos de su mujer y sus tres hijas, Marc Rahola Matutes encarna el espíritu que inspira a su empresa, con proyectos basados en conceptos desarrollados con una meticulosidad exquisita: “Trabajamos mucho más al detalle las cosas y teniendo en cuenta los porqués de lo que la gente se puede llegar a imaginar. Nuestra sensibilidad es que todo lo que hacemos tenga siempre una idea detrás”.

Precisamente fue una forma diferente de concebir el turismo, además del afán de probarse a sí mismo, lo que hizo que este sobrino de Abel Matutes decidiera dejar una próspera carrera en el Grupo Palladium y crear Ocean Group, un exitoso holding que aglutina hoteles, promociones inmobiliarias e incluso un curioso proyecto de producción de almendras en Lleida.

Todo empezó con la adquisición en 2009 del hotel Ocean Drive. “Cuando empezamos, como pasa con casi todas las empresas, no sabíamos muy bien lo que queríamos hacer, empiezas definiendo lo que no quieres hacer”. Este primer establecimiento sirvió para designar al grupo por la fascinante narrativa que ocultaba su nombre. Océano, “el río que circunda el mundo”, era el titán griego que dominaba los mares más allá del Egeo, donde se encontraba Atlantis.

Desde entonces, Ocean Group ha realizado diversas promociones inmobiliarias en lugares como Cala Comte, Can Misses, Playa d’en Bossa, S’Olivera, Palma o Baqueira, otros tantos hoteles Ocean Drive en Talamanca, Port Portals (Mallorca) y Barcelona, el agroturismo Can Jaume (Ibiza), un futuro proyecto en Saint Tropez, tres hoteles Ryans (Ibiza) y un OD Miami que abrirá 2019. Este último hotel se ubica en un edificio de 1926 con una peculiar historia, ya que sufrió un huracán poco después de su inauguración, y durante la crisis del 29 el banco que se lo quedó vendió sus vigas de hierro bajándolo a siete plantas. Ahora con este proyecto OD recupera el edificio original de 17 plantas y la fachada, de gran valor histórico. Además, conservarán una cámara del banco en la que se cuenta que Al Capone tenía parte de su dinero. De nuevo, un proyecto bajo el que late una narración llena de interés y que le confiere un valor muy especial en una ciudad con una historia relativamente corta.

Marc-Rahola-Matutes_Ibiza-Style-008

Nos habla sobre la situación actual del turismo. “La crisis ha provocado enormes cambios en el sector turístico, cada zona se ha especializado en las cosas que le son más propias. Hoy día viene más gente a Ibiza pero se queda menos tiempo, porque quiere ir a más sitios.” Y ahonda respecto al tan cacareado “efecto Airbnb” que considera el ‘Napster’ del turismo: “No es que esté a favor ni en contra, pero es una realidad que ha cambiado el sistema. Hoy día, o las empresas se adaptan rápido o están condenadas”. Otra de las claves en la filosofía de OD Group es precisamente esa horizontalidad y adaptabilidad que para Marc Rahola Matutes son cruciales en un momento como el actual: “Nosotros hacemos un set de productos dinámicos, con la globalización los cambios son vertiginosos y hay que dotar a los equipos de formas de trabajo muy permeables y horizontales”. Y afina aún más: “El producto es el equipo. La filosofía de OD se basa en tener una permeabilidad enorme en los cambios, que nuestro equipo tenga la capacidad de absorberlos, el talento de interpretarlos y la capacidad de reescribirlos. Constantemente estamos adaptándonos, y el error y el fracaso son parte de este proceso, son un medio de mejora”.

Esta asunción del error como parte crucial del proceso contrasta con la impresión de que Rahola Matutes convierte en oro todo lo que toca. Así ocurrió con uno de sus proyectos más comentados, un plan para cultivar almendra con sistema de regadío que le propusieron hace 5 años. En secano se producen entre 80 y 90 kg de almendra pelada por hectárea, mientras que con regadío se alcanzan los 2.500 kg, prácticamente sin pérdida de calidad ni sabor. España es el tercer país productor del mundo de almendra, un producto muy interesante por cuanto se aprovecha todo y tiene aplicaciones muy diversas. Desde que empezaron con 18 hectáreas hasta ahora que cuentan con 1000 y están cerrando otras 500, están a punto de convertirse en los principales productores de España y por tanto de toda Europa. Y esto con un proyecto que abrazó de manera casi puramente romántica…

A diferencia de los hoteles Ocean Drive, la cadena Ryans, que cuenta con tres establecimientos en Ibiza, se basa en una idea de turismo inclusivo y accesible a cualquiera, inspirándose en el concepto de pub irlandés como centro social o punto de encuentro, un poco al estilo de la posada del Far West. Siguiendo ese modelo, en el hotel Ryans La Marina, por ejemplo, la propia barra del bar es la recepción, lo que crea una interesante mezcla entre huéspedes y personas que simplemente puedan entrar a tomar algo. Los pubs están además extendidos por cada rincón del mundo, y llevan aparejados otros dos conceptos absolutamente globales: la cerveza y los deportes. Para poder desarrollar la idea desde cero, Marc abrió junto con expatriados irlandeses una cadena de pubs en Barcelona: “Cuando sentí que ya teníamos la experiencia suficientemente desarrollada me salí de los bares de barcelona, me quedé la marca y creé los primeros hoteles Ryans.”

Mimar cada pequeño detalle en lo que hace es algo que se refleja igualmente en las promociones inmobiliarias del grupo, que cuentan con un servicio de concierge con el que resuelven todos los problemas o trámites con que se puedan encontrar los clientes sin que tengan siquiera que desplazarse a la isla.

Sobre los motivos de su personalidad inquieta, perseverante y meticulosa señala la enorme influencia de su padre, arquitecto y profesor, y su madre, decoradora. Ambos han colaborado en muchos proyectos de Ocean Group desde sus respectivas especialidades, así como su hermana artista, que estudió arquitectura y ahora cursa una beca de dos años en una de las mejores universidades del mundo.

Marc Rahola Matutes está convencido de que la vida se vive una vez y hay que aprovecharla, equivocándose las veces que haga falta, y entendiendo que “cuando has tomado una decisión es tu error y tu capacidad de levantarte lo que cuenta. No puedes escribir un borrador de tu vida”. Probablemente esa determinación sea el secreto de su gran éxito como empresario: “Prefiero arrepentirme de haber hecho algo que de no haberlo hecho. Yo soy de salir de mi zona de confort, es una necesidad de expresión”.