En Ibiza se pueden encontrar todo tipo de hoteles y para toda clase de exigencias, pero no todos responden a la alta calidad de tener 5 estrellas, de lo cual sólo pueden presumir unos pocos. Entre ellos, dos exclusivos y pertenecientes a la cadena de Palladium Hotel Group, que ya contaba con uno inaugurado en 2007 y abrió otro nuevo el año pasado: Grand Palladium White Island Resort & Spa.

Apenas lleva abierto desde el 2014, pero ya se prepara para una segunda temporada prometedora, porque entre otras cosas, este hotel perteneciente al Grupo de Empresas Matutes, cuenta con una de las ubicaciones más envidiables y donde más turismo se concentra de toda la isla, sobre la Playa d’en Bossa y al lado de las Salinas. Con una oferta amoldable a todo tipo de viajero, desde el que pretende encontrar ocio y marcha hasta el que busca relax y desconexión.

IBIZASTYLE_WHITEISLAND-001

Para ello, cuenta con 430 habitaciones, dobles, deluxe y suites, y una capacidad de 500 personas. Con un sinfín de servicios que ratifican la excelente relación calidad-precio. Desde varias canchas de tenis y modernos gimnasios, hasta seis salas de reuniones adaptables para negocios o eventos sociales, incluidas bodas. Con opción de peluquerías y centros de belleza además de piscinas, jardines y terrazas.

Instalaciones de última generación, con un equipamiento tal que permiten que el Spa de Grand Palladium White Island sea considerado uno de los mejores centros de bienestar de la conocida, coloquialmente, como ‘Isla Blanca’. Con un equipo experto que garantiza a los huéspedes una sesión de relax y confort empleando técnicas naturales dedicadas al mantenimiento y dedicación del cuerpo, la mente y el alma.

Una experiencia completa que culmina con su amplia oferta gastronómica, que abarca tanto ingredientes locales como internacionales. Aprovechándose de su posición estratégica para disfrutar de alimentos tanto marinos como terrestres, consiguiendo platos marítimos a la par que continentales. Pero, ante todo, se trata de productos frescos servidos por los cinco restaurantes, Island, La Sal, Portofino, Il Palazzo y La Doña, donde los clientes gozan del paraje y saborean buffets y platos ‘a la carta’ de alto lujo.

Sofisticación y exclusividad para relajarse, recobrar energías y disfrutar de la intensa actividad que se oferta en la temporada alta en esta la Isla Blanca.