Se necesitan muchos superlativos para describir Casa Colonial: exquisitos interiores, fabulosos jardines, excelente cocina, servicio impecable, hospitalidad exuberante, diversidad imaginativa, pero incluso con todas estas palabras nos quedamos cortos a la hora de caracterizar este lugar mágico. Tienes que sentirlo y … probarlo y … olerlo …

Casa Colonial se encuentra casi de manera sublime en una colina cerca de Santa Eulalia, por lo que dispone de una amplia vista de verdes colinas y una exuberante vegetación. Los huéspedes, como si estuvieran alojados en un oasis, disfrutan de este refugio con jardín tropical y con una vegetación casi encantada, sumergiéndose en un mundo de cuento de hadas de buen gusto.

Desde 2001, el restaurante ha creado una atmósfera mágica que parece estar muy lejos del mundo real: la cálida bienvenida disipa cualquier pensamiento mundano restante y da paso a la indulgencia sensual. La única tarea pendiente para los huéspedes es decidir dónde sentarse: en el impresionante y estiloso interior del restaurante (un homenaje a la belleza de la época colonial con florituras ibicencas), o en el jardín encantado con sus flores aromáticas. Después de eso, pueden suspirar tranquilos y dedicarse al extraordinario menú.

La gastronomía de Casa Colonial es tan excepcional como el lugar en sí: aquí, con gran despreocupación, la cocina francesa se une a los exquisitos platos tailandeses, y al mismo nivel de ecigencia. Más que un arte, este no es sino un desafío que los chefs de Casa Colonial dominan con bravura y excelencia.

Tradicionalmente, la cocina francesa enfatiza la mejor calidad y frescura del producto que se utiliza y es por eso que Casa Colonial mantiene sus rutas de transporte lo más cortas posible: la regionalidad tiene prioridad y una gran cantidad de productos provienen directamente de productores ibicencos, lo que significa que son difíciles de superar en términos de frescura y calidad. Este es seguramente el secreto del delicioso Bourride, una sopa de pescado provenzal que se sirve con mayonesa de ajo, y si además le añades a eso un vaso de vino blanco bien frío, es algo simplemente delicioso. Para los amantes de la carne, el bistec de diablo ardiente con sus pimientos picantes y jugosos garantizará sonrisas en todos los sentidos.

En cuanto a los platos tailandeses, los impresionantes platos wok auténticos y refinados disfrutan de la mayor popularidad. Aquí puedes sentir y probar que los chefs se han traído consigo su experiencia de Tailandia, realizando sólo los cambios más rudimentarios para adaptarse a la cocina ibicenca.

Es esta mezcla extraordinaria la que ha convertido a Casa Colonial en uno de los mejores lugares para comer en Ibiza desde hace años. Sin embargo, no son sólo los excelentes platos, sino también los vinos y licores bien seleccionados se presentan al más alto nivel. Si bien la selección internacional de vinos es exquisita, el foco, sin embargo, permanece en las viñas españolas: un homenaje a la ubicación en sí.

Otra de las características especiales de Casa Colonial es que tiene su propia ginebra. LAW Gin es una Premium Dry Gin elaborada con plantas ibicencas cuidadosamente seleccionadas que incluyen enebro, cardamomo verde y semillas de cilantro. Mientras tanto, LAW Gin no sólo está reservado para los huéspedes de Casa Colonial. Su excelencia le ha valido reconocimiento internacional en muy poco tiempo y se ha convertido en una parte integral de los mejores bares de todo el mundo.

Encanto colonial, hospitalidad española y exquisita cocina. Casa Colonial es tendencia, arte y gastronomía. ¡Descúbrelo por ti mismo!

Casa Colonial Ibiza

Crta. Sta. Eulária, Km2
Stanta Eulária
+34 971 338 0001