Con el comienzo de la temporada y la primavera aún en el aire, puede que sientas que te llama la promesa de una nueva relación. Tal vez estés buscando algo de diversión veraniega, una o dos aventuras, o hayas decidido que es hora de algo más duradero que el breve resplandor de una puesta de sol en Ibiza.

Estos días se habla mucho en los círculos de sanación de Ibiza sobre “relaciones conscientes” y da la impresión de que muchos buscan “algo más”.

Si, como muchos que conozco, estás harto de cómo han resultado tus relaciones anteriores, o incluso las actuales, quizá quieras darle un enfoque diferente a lo que pueden aportarte las relaciones.

La clave de una “relación consciente” es un compromiso saludable contigo mismo. La relación contigo mismo es la base de tus conexiones con los demás, por lo que tienes que empezar por ahíantes de crear una relación con otra persona.

1. La relación sana empieza por ti: ¡sánate tú primero!
Tus patrones de relación son un reflejo directo de tu relación contigo mismo. Si te amas a ti mismo, es más probable que atraigas a personas amables y amorosas a tu vida. Si tus límites son fuertes, atraerás el respeto. Por el contrario, si estás plagado de inseguridades, es probable que atraigas a personas que te critiquen y vean tus defectos de forma más cruel.

Una señal de que hay problemas no resueltos que afectan a tus relaciones es cuando piensas “sigo teniendo los mismos problemas de relación” una y otra vez, incluso con diferentes parejas.

Te propongo que lo tomes como una señal para limpiar tus patrones emocionales. Darte tiempo para trabajar tus problemas antes de volver a salir con alguien es la mejor inversión posible para tus futuras relaciones.

2. Conviértete en tu propia fuente de amor
Ésta es quizás la clave más importante para una relación consciente que puedo compartir contigo. Si puedes descifrar esto, habrás hecho más por crear relaciones felices y satisfactorias que la mayoría de las personas de este planeta.

Muchas relaciones comienzan cuando dos personas buscan llenar su taza de amor con el otro y ven al otro como la fuente de amor.

Si te acostumbras a completarte tú mismo transformarás tu vida. Tu corazón es una fuente constante de amor, cuando lo aproveches tendrás más amor del que puedas necesitar, ¡y de sobra para compartir con la persona que conozcas!

3. Sé responsable de tus sentimientos
Afrontémoslo: las emociones dolorosas e incómodas, como la ira, la culpa y la vergüenza, forman parte de la vida, incluso cuando estás en la relación más hermosa, consciente y conectada.

Desgraciadamente, cuando no te responsabilizas por completo de ti mismo, es fácil culpar y proyectar tus estados emocionales en factores externos, incluida tu pareja, o esperar que tu pareja te rescate de sentirlos.

Sé cariñoso y estate presente con tus emociones cuando surjan. Cuando te sientas en calma con lo que sientes, puedes investigar de dónde viene tu emoción y permitir que se transforme. A menudo se trata de un viejo sentimiento que se ha desencadenado, y analizarlo a fondo te ayudará a responsabilizarte de tus reacciones ante los demás.

4. Define tu polaridad sexual o capacidad de atracción duradera
Este es un patrón deprimente: a la atracción inicial le sigue un largo declive de la atracción o chispa sexual. Una de las mayores frustraciones en las relaciones puede ser la sensación de que tu atracción sexual “decae” con el tiempo.

Tu “centro sexual” o la energía de tu vientre inferior, incluyendo tus órganos sexuales, es desde donde atraes más poderosamente a una pareja sexual a nivel energético. Es la base de la atracción y la chispa sexual.

Lo ideal es que haya una polaridad muy clara, o un efecto de “los opuestos se atraen” cuando una persona está en su energía definida, ya sea masculina o femenina.

Sin embargo, en los últimos tiempos se hace cada vez más confuso qué “polo” habitar, por ejemplo, los hombres pueden sentirse culpables por mostrarse “fuertes y decididos”, confundiéndolo con ser dominantes, y las mujeres pueden asociar el ser “receptivas y abiertas” con ser inseguras o estar abiertas al abuso.

Define una polaridad sexual clara (por favor, ten en cuenta que esto no está automáticamente ligado a tu género, ¡puedes elegir tu polaridad sexual libremente!) y eso hará que atraigas a alguien que esté claramente en la suya, ¡una fórmula excelente para mantener la chispa!

Más información
Hay mucho más en las relaciones conscientes. ¡Descarga tu regalo gratuito para obtener más claves y algunas prácticas rápidas de 5 minutos para empezar a prepararte para una relación consciente hoy mismo!

https://soulrise.earth/free-gift-signup/