Cuesta creer que Defected In The House tiene 17 años de historia, principalmente porque el legendario sello de Simon Dunmore se mantiene joven en las pistas de baile. En cambio Glitterbox es una propuesta para el clubber más ocasional. Una fiesta diseñada para aquellos amantes de la música de baile que encuentran el techno demasiado oscuro, y que se niegan a aceptar el carácter comercial de la EDM.

«Glitterbox es la muestra de que mucha gente está alargando su juventud», explica Simon. «Nuestro público acude a clubs de forma ocasional y no necesariamente quiere bailar el tema techno del momento; lo que quieren es escuchar la música que disfrutaban cuando tenían 20 años. Es un público muy legítimo, la muestra más plausible es la gran atmósfera que se crea en Space. Aunque también estamos atrayendo a público joven».

Un aspecto que hace la experiencia Glitterbox tan especial es la extravagante producción artística. «Para mí el house es una música universal», dice Simon, «es un movimiento en el que todos son bienvenidos. Tratamos de reflejar eso en el aspecto visual de la noche. Consideramos Glitterbox como una fiesta gay-friendly. Es muy excéntrica, exótica… y nuestros bailarines visten con mucho estilo. La audiencia también se implica en este aspecto. Soy hijo de un tiempo en el que salir por la noche era algo muy importante en la vida de las personas. Soy muy afortunado, amo mi trabajo, pero por desgracia hay mucha gente que no lo tiene fácil en la vida. Cuando pasas una semana dura ¿qué es lo que quieres hacer cuando llega el viernes noche? Salir de fiesta y dejarte llevar. Parte del ritual es prepararte para la velada, y ofrecer la mejor versión de ti mismo, ponerte y sentirte guapo o guapa, eso también es parte del concepto de Glitterbox».

No hay que olvidar la importancia de los DJs de Glitterbox. Ya sea Joey Negro, Dimitri From Paris, Kenny Dope, Basement Jaxx o Louie Vega… «La experiencia de todos ellos a la hora de pinchar es incomparable. Sin embargo, también intentamos programar a artistas nuevos. Es muy importante introducir nuevos jugadores en la isla para mantener los line up frescos y atractivos. Este año tenemos a Eli Escobar, Fred Everything y un chaval de Sudáfrica con mucho talento: Black Motion».

Curiosamente, la explosión del techno actual en Ibiza sólo parece haber aumentado el atractivo del Glitterbox, una fiesta que es la antítesis absoluta de vestir de negro de la cabeza a los pies… Los viernes noche en Space son una historia muy diferente. «Glitterbox toma influencia de todas las grandes noches de club», asegura Simon con una sonrisa. «Un poco de la época dorada de Ministry of Sound, un poco del The Haçienda de Manchester… Es muy pretencioso decir que hemos revivido el espíritu de Estudio 54 y Paradise Garage, porque son clubes muy icónicos. Pero la verdad es que sí que hemos conseguido plasmar algo de su esencia».

Glitterbox regresa a Space la noche de los viernes desde el 3 de Junio hasta el 23 de Septiembre.