A medida que la carrera de Richie comenzaba a despegar, su madre le recordaba sus días de colegio cuando durante el patio le rodeaban los amigos y escuchaban atentamente su próxima trama o algún ingenioso plan. Siempre ha sido un líder, un ser humano que nunca se ha sentado a la espera de que algo suceda, simplemente va a por ello. “De alguna manera u otra siempre he liderado grupos”, dice sonriendo sentado junto a la piscina en el Gran Hotel antes de su fiesta Enter. en Space por la noche. “Me encanta la idea de trabajar con un grupo de personas que pueden hacer que algo suceda y que es mucho más grande que nuestra imaginación”.

Este mes Hawtin fue nombrado Doctor Honoris Causa de la universidad de Huddersfield por su increíble contribución al mundo de la tecnología musical, recibiendo el premio de manos de Sir Patrick Stewart OBE, conocido por millones de personas en todo el mundo como el Capitán Jean-Luc Picard en la saga de Star Trek. “Al igual que todos los primeros DJs de Detroit en los años 80, me fascinaba la ciencia ficción y todo lo que tenía que ver con la tecnología, así que encontrarme con este hombre tan increíble fue muy gratificante”. Me fascina la conversación que tuvisteis, y aun siendo de mundos muy diferentes, existe una conexión. “Es gracioso que digas eso Dan. Actualmente está protagonizando un espectáculo de teatro de improvisación en Chicago y me dijo: “Sé lo que voy a hacer en mi actuación en los primeros minutos, pero después de eso no tengo ni idea de hacia dónde seguirá el viaje’. Lo miré y le dije: Sir Stewart, eso es lo que hago cada vez que pincho música”.

Además de la música, el Sake es la otra pasión de Richie en la vida. Se enamoró de la bebida en 1994 después de un show de Plastikman en The Liquid Room en Tokio. “Yo estaba tan abrumado por mi primer viaje a Japón, que quería probar todo. Las tiendas de electrónica, los templos, comer sushi de verdad por primera vez y luego el Sake, esa primera copa me cambió la vida”.

Hoy en día Hawtin envía más 1.000 botellas de su propia marca Enter. SOOKU hacia ENTER. desde una fábrica de cerveza del siglo XIII en la antigua ciudad de Kyoto. Pero es mucho más que tomarse una copa en el club. “Para entender el Sake hay que entender la historia y la cultura de Japón. Me pareció muy inspirador el hecho de aprender acerca de las tradiciones familiares y de cómo la industria en Japón se hacía más pequeña y perdía algo de su patrimonio debido al cierre de las fábricas de cerveza. Me dije a mí mismo ‘espera Richie, no hay nada de diferente entre el envío de un sonido en un vinilo por todo el mundo y el envío de un sabor en una botella’. Sé de esto, sé acerca de la comercialización y puedo ayudar a estas personas”.

Y en la vida las cosas a veces ocurren porque sí. Una noche en Tokio, de casualidad, el representante japonés de Richie estaba cenando con el mayor distribuidor de Sake de la tierra y casualmente mencionó a este brillante DJ de techno al que seguía y que se había enamorado del sabor más exquisito de su país. El tipo respondió: “No sé lo que es el techno, pero lo que sí sé es que el Sake y la música combinan a la perfección. ¡Quiero conocer a este Richie Hawtin!” Y el resto ya es historia. Durante tres días, estos dos hombres de orígenes muy diferentes recorrieron las mejores cervecerías mientras le descubrían un mundo desconocido y misterioso al DJ, y al mismo tiempo ninguno de los dos era capaz de articular palabra en el idioma del otro.

“Es como Ibiza. Aquí puedes ver a alguien en la pista de baile, atraer su atención y al instante estar unidos por la música. Ocurrió lo mismo en ese viaje por Japón, estábamos conectados por nuestro amor al Sake”.

De vuelta al sol de Ibiza le cuento a Richie que cada vez que pasa con su bicicleta de montaña por mi casa hacia las montañas pienso que no es una actividad habitual de un súper DJ que acaba de actuar en un club. “Es algo que tengo que hacer. La energía de esta isla es incomparable, todos lo sabemos. Pero para poder salir de fiesta, para promocionar, divertirse con los amigos, ser positivo en la vida y disfrutar de todo, a veces hay que dar un paso atrás. Por ejemplo, antes de la temporada de Enter. llevo a mi equipo en barco y navegamos alrededor de Ibiza absorbiendo toda su energía, disfrutando de la belleza de este lugar único, y recordando lo afortunados que somos de estar aquí”.

Y después de todo esto se marcha para prepararse para la fiesta, pero antes le hago una pregunta que me muero por preguntarle. ¿Quién, de entre todos los grandes DJs que vienen a Enter., tiene más pasión por el Sake? “Es fácil, Dubfire. Puede tumbar a cualquiera bajo la mesa…”