El verano pasado, el anuncio de que el gobierno de las Islas Baleares iba a prohibir la venta de plásticos de un solo uso, tales como bolsas, pajitas y cápsulas de café, a partir del 2020, fue enormemente aplaudido. Desde entonces, muchas de las empresas locales, residentes de las islas y hasta algunos de los DJs más reconocidos que frecuentan la Isla Blanca, han abrazado con entusiasmo el movimiento de unas Ibiza y Formentera libres de plástico. Y es que, cada temporada parece haber más iniciativas de limpieza de playas, recaudaciones de fondos para el medio ambiente y eventos educativos. Lo que, cómo no puede ser de otra manera, ¡es una gran noticia!

La temporada 2019 ha continuado en esta línea, con las islas avanzando a paso firme hacia el objetivo de estar completamente libres de plásticos para el 2023. El pasado mes de agosto, una de las principales cadenas hoteleras de Ibiza, el mundialmente famoso Grupo Pacha, anunció que toda la compañía al completo “se volvía verde”. Ademas de eliminar gradualmente cualquier elemento plástico de un solo uso de su cartera de hoteles y discotecas, el director general de Pacha, Nick McCabe, prometió crear un fondo de apoyo a la investigación y a las iniciativas de protección del Mar Balear y de las playas de Ibiza y Formentera.

Aún así, con la afluencia de turistas que llegan cada año para disfrutar de todo lo que las Islas Baleares pueden ofrecer, la contaminación del plástico sigue siendo un problema y una amenaza al delicado ecosistema y fauna local.

Una empresa que ha dado la campanada con sus innovadores esfuerzos de limpieza es la Fundación iBi, una organización sin ánimo de lucro holandesa fundada en Ibiza. Con la misión de proteger los océanos del mundo y la vida marina que los habita, zarpan al mar con su “Barco de limpieza del océano de plástico” diseñado a medida para retirar los residuos plásticos del mar.

La iniciativa nació en el año 2017 cuando, durante un día de navegación cerca de la costa ibicenca, los fundadores Ed y Joke, se cruzaron con una tortuga marina atrapada en una maraña de plástico luchando por sobrevivir. La visión desgarradora del animal les dejó profundamente impactados y una vez liberada la tortuga, la llamaron “iBi” por el lugar en que la habían encontrado. Desde entonces, la tortuga se convirtió en la mascota oficial de la fundación y ahora ocupa un lugar de honor en las velas del catamarán “iBi”.

Tras aquel incidente, Ed y Joke, se prometieron proteger la preciosa vida marina y su hábitat de las consecuencias de la contaminación plástica. En los inicios de su aventura, usaban redes sencillas para pescar la basura. Ed nos contó, “Aunque estábamos generando impacto, se trataba de un proceso lento y nos era difícil estar al tanto de todos esos desechos. Obviamente, pensamos que nos estaba costando demasiado tiempo, por lo que empezamos a pensar en una forma más rápida y eficiente para avanzar!”

Botado el pasado agosto, hoy el equipo de la Fundación iBi navega entre Ibiza y Formentera en un catamarán diseñado a medida y equipado con un exclusivo sistema de recogida de residuos. El sistema de limpieza cubre un área de 22.224 m2 por hora (el equivalente de 3,11 campos de fútbol) mientras filtra 11.112 m3 (el tamaño de 4,4 piscinas olímpicas) durante ese tiempo. Los filtros trabajan a 0,5 metros debajo de la superficie, recogiendo plásticos desde un tamaño de 2 centímetros hasta un máximo del ancho de manga del barco. Lo que les asegura que también pueden recoger los desechos más grandes, tales como residuos plásticos industriales.

La basura recogida se envía a analizar, con lo que la Fundación iBi y sus socios comprenden mejor el alcance de la contaminación en las Baleares y su impacto potencial. La iniciativa también apoya a otras organizaciones y asociaciones benéficas con las que comparten misión. Y para recaudar fondos para sus esfuerzos, esta joven empresa depende de donaciones y de la venta de ropa infantil sostenible, de la marca iBi Free Life.

Es fantástico comprobar que la empresa ha recibido muchísima atención no solo en las Islas Baleares, sino también internacionalmente. Igualmente, la Fundación iBi trabaja muy de cerca con las organizaciones Plastic Free Ibiza, IPF Fundación para la Conservación de Ibiza y Formentera y Día Mundial de la Limpieza, con el fin de alcanzar el objetivo de que la isla quede libre de plástico de un solo uso para 2023. Su creciente éxito está demostrando que incluso si empiezas con poco, pueden acabar generando una gran diferencia.

Los voluntarios pueden venir a dar un paseo y presenciar el trabajo del equipo iBi, ya que la Fundación iBi tiene la intención de navegar cinco días a la semana durante los meses de invierno. Con lo que si estas interesado, simplemente envíanos tu nombre y número de teléfono a [email protected].