Con un pie en la modernidad y otro en la tradición, surge FincaXú, un nuevo y exquisito licor que recoge las más puras esencias de Ibiza. Una sorprendente revisión de las hierbas ibicencas de extraordinaria fuerza, complejidad y sutileza que se elabora a partir de vino de jerez aromatizado con camomila, verbena, enebro, menta y cítricos. “Este exquisito destilado adquiere su personalidad tras pasar un mínimo de 30 días en barrica y contiene también toques de jengibre, ginseng, vainilla, miel y sirope de caña, convirtiéndose en una bebida de 40º de graduación única y versátil, perfecta para degustar sola o como ingrediente principal de los más sofisticados cócteles” nos explica Matthew Gilpin, el destilador.

Su presentación en sociedad vino de la mano del equipo de Ibiza Foodsense, que ofreció una pool party al más puro estilo de la isla en la que los invitados pudieron disfrutar de esta bebida en deliciosas presentaciones como el Xugroni, el San Francisco Margarita, el Ibiza Mule o, en toda su pureza con el FincaXú On The Rocks. En la fiesta de presentación no faltó la degustación de todo tipo de comidas, incluyendo una espectacular paella, la música de Djs como Felix Da Funk o Javi Viana, y actuaciones vocales y de baile payés.

Tras FincaXú hay una historia de más de 300 años, los de la finca Can Xuxú, hogar de Alexandre Narakas, que ha convertido este rincón paradisíaco de la Ibiza más rural en una destilería y bodega artesanas. Usando los productos de su propia finca ha conseguido crear un licor de un suave color dorado con matices dulces y amargos y cuya etiqueta, diseñada con inspiración fenicia y un podenco como emblema, refleja a la perfección esta isla de contrastes, remanso de paz y sede de las fiestas más locas. Una bebida distinta que se puede adquirir en Ibiza Foodsense. Una pequeña porción de ese espíritu mágico y luminoso de Ibiza, embotellada para enamorar a los paladares más exigentes.

www.ibizafoodsense.com